Estas son las 13 fases del estrés crónico. Esto ocurre en tu cuerpo y mente cuando estás expuesto a situaciones amenazantes durante varios meses:

  1. Piensas acerca de algo estresante para ti -tu trabajo, problemas financieros, problemas en tu relación de pareja, cualquier cosa que te preocupe.
  2. Tu amígdala (la parte en tu cerebro que se encarga de gestionar tus emociones) siente: ¡peligro!
  3. Tu amígdala ayuda a iniciar la respuesta de estrés de lucha o huida.
  4. En este estado de lucha o huida tu cuerpo se prepara para la batalla: libera adrenalina y la hormona del estrés cortisol, retira sangre de tu sistema digestivo (la prioridad es afrontar la amenaza), dejándote menos apto para digerir la comida y más propenso a subir de peso.
  5. En este estado fisiológico de crisis, eres más vulnerable al dolor -desde dolor crónico, artritis, fibromialgia, migrañas, dolores estomacales, etc.
  6. En este estado alterado de alerta, la habilidad creativa de tu cerebro es reducida y colapsada (la prioridad sigue siendo afrontar la amenaza huyendo o luchando). Presentas dificultades en tus habilidades de: resolución de problemas, creatividad, intuición.
  7. Te sientes cada vez más irritable, solo e impaciente. Tus relaciones sufren.
  8. El estrés afecta tu sueño. Tu metabolismo se hace más lento.
  9. Tu cuerpo segrega aun más cortisol, causando más estragos en tu digestión (ganando más peso), se incrementa tu presión sanguínea, y disminuye tu respuesta inmunológica.
  10. Despúes de segregar tanto cortisol durante tanto tiempo, tu cuerpo cae en el estado de “fatiga adrenal”. Te sientes exhausto, cansado y deprimido.
  11. Ya no tienes la energía para adherirte a tu rutina de ejercicios, a tu dieta, meditación, yoga. Las migrañas, el insomnio, la posible pérdida de cabello, dolor crónico y otros padecimientos se vuelven parte de tu vida.
  12. Con esta disminución de pérdida de energía te es difícil enfocarte en el trabajo. Tus relaciones sufren aun más.
  13. Tu depresión se profundiza. Tu (y tu cuerpo) están ESTRESADOS.

    ¿En qué fase te encuentras?

 

(Traducido de un post del Dr. Ortner).